Jesse Oriol sale ileso del huracán Sandy.

Una de las muchas imágenes de los destrozos causados: el petrolero John B. Caddell estancado en una playa del condado de Staten Island. Foto:Sean Sweeney / AP.

Jesse Oriol, el linebacker que formó parte del equipo que consiguió la primera LNFA para el club y actualmente residente en Long Island, ha sido testigo de primera mano del devastador poder del paso huracán Sandy por el Caribe y la costa este norteamericana, especialmente por los estados de New York y New Jersey. Afortunadamente, y tras ponerse el club en contacto con él, no ha tenido que lamentar daños, no así otros amigos suyos que han perdido vehículos y viviendas.

El Huracán Sandy es decimoctavo ciclón tropical de la temporada de huracanes 2012 y el décimo en alcanzar el nivel de huracán. Ha afectado a Haití, República Dominicana, Jamaica, Cuba, Bahamas, Bermudas, Estados Unidos y Canadá; cobrandose, hasta el momento, la vida de 70 personas en el Caribe, 90 en Estados Unidos y 2 en Canadá, cifras que podrian aumentar con el paso del tiempo.

La potencia del huracán le situa detrás del “Katrina”, que en 2005 devastó las costas del golfo desde Florida a Texas, dejando para la memoria de los aficionados al fútbol americano el estado en el que quedó el Superdome de los New Orleans Saints. Según las últimas estimaciones, los destrozos ocasionados por el “Sandy” podrían llegar a los 39.000 millones de euros.

Desde Pioners queremos darles todo nuestro apoyo a Jesse y a todas las personas afectadas.

Más información

Galeria de fotos en La Vanguardia.

Jesse con el trofeo de MVP.

Volver arriba