Julian Socorro: Els Pioners de L’H

Transcribimos el artículo firmado por Julian Socorro, publicado en el nº64 (3 de abril de 2008) de la sección “ÓHPITALÉ”, que se podia seguir en el semanario de noticias digital BCN Week. Contiene algún error de documentación, pero eso es lo de menos .

Cuando entró en la formación sabía que el balón recorrería varias yardas antes de que le tocara hacer su parte; aportar ese granito de arena que podría marcar la diferencia entre la gloria o la humillación total. Miró al costado del campo y las cheerleaders meneaban sus esculturales cuerpos. La ansiedad se respiraba en el ambiente y en la pizarra electrónica se perdían los últimos segundos del partido. Tres puntos abajo en el marcador; estaba claro que esta última jugada sería mucho más que un “just a play”. El mariscal dio la orden y las piezas de ajedrez comenzaron sus violentos choques. Corrió como el viento. Pura adrenalina. Yarda 30; yarda 20; yarda 10, in zone. Se dio la vuelta. Cerró los ojos, estiró los brazos y sintió un fuerte impacto en las costillas. Cayó al suelo adolorido, pero ya nada importaba: el pase había sido completo y los Pioners de L’Hospitalet se habían convertido en los nuevos campeones de la XIIIa. edición de la Copa de España de Fútbol Americano.

Pocos vecinos de L’H saben de la existencia de los Pioners. Pero quienes opinan sobre este club, el primero en la Península Ibérica que ganó una competición internacional, no faltan las sonrisas y muestras de satisfacción. Poco importa que las reglas se inventaran en otro país. Aquí aplican otras: las mismas que sirvieron para plantar los cimientos de esta ciudad que surgió impulsada por los emigrantes españoles y, más recientemente, por los inmigrantes nacidos bajo diferentes banderas. Con un 20% de ciudadanía extranjera y otro tanto de oriundos del resto de la península, la tolerancia y apertura de la gente de L’Hospitalet favorece la integración y lo convierte en un lugar donde la prosperidad goza de muchas formas y colores.

Datos Anexos: La historia del fútbol americano en Catalunya comenzó en los años 90 en Barcelona con los Dragons y los Búfals, quienes, junto a los Pioners, sentaron las bases. Al principio las cosas no fueron como esperaban y, muy pronto, los Pioners se trasladaron a L’Hospitalet. Eran tiempos muy duros y, en vez de los 22 jugadores por equipo que se tiene normalmente, ellos debían jugar con sólo 17. Con los años el club creció, pudiendo formar un equipo de cadetes. En 1996 cosecharon los frutos de su esfuerzo, al ganar la primera competición internacional en Catania, Italia. A partir de ahí todo fluyó con naturalidad: en la temporada 2004-2005, los Pioners ganaron la Liga Nacional, la Copa de España y la Copa de Catalunya.

Ver texto original

Nota del redactor: Debido a la antiguedad del artículo nos ha sido imposible contactar son el autor de cara a recibir su permiso para publicarlo. En caso de que no esté de acuerdo, por favor contacte con nosotros en webmaster@pioners.org y lo retiraremos. Muchas Gracias.

{loadposition encontenido}
Volver arriba