No pudo ser.

Dani Belso WR#12 realizando una buena recepción Foto:Gabriel Roche

Los Pioners de L’Hospitalet no pudieron conseguir su novena Copa Catalana, tras caer ante Badalona Dracs por 16-25, en un partido donde el equipo ribereño pagó caro los 5 tournovers (1 fumble y 5 intercepciones, una para touchdown) que concedió al equipo badalonés.

El partido comenzó con el dominio de las defensas, que paraban los ataque rivales. A pesar de eso, el buen momento del kicker Sergio Vélez #84 permitía a Pioners llegar al segundo cuarto con 6 puntos de ventajas, tras transformar 2 field goals, uno de 45 yardas. En el segundo, Jordi Brugnani #30 se encargaba de igualar el partido (6-6) al anotar otros dos por parte de Dracs. Un error de cobertura defensivo daba pié al primer touchdown de Dracs, al recibir Ferrán Llinás #8 un pase en la endzone rojinegra completamente desmarcado. El equipo de badalona no conseguía anotar el extra point y Dracs se ponía por delante en el marcador acabando el segundo cuarto. En el ataque de Pioners, que comenzó con un sorprendente Rafa Todolí #5 en funciones de quarterback, no funcionaba el pase. Ni Oscar Rodríguez ( que fue interceptado 5 veces), ni los receptores, que desaprovecharon varias ocasiones, alguna para anotar, tuvieron su día. Visto esto, la defensa de Dracs solo tuvo que estar pendiente del juego de carrera.

El tercer cuarto siguió con la misma tónica. Ya en el cuarto, Oscar Rodríguez culminaba un buen drive de ataque ribereño y conseguía anotar mediante un QBSneak. Sergio Vélez conseguía el extra point y Pioners daba la vuelta al marcador (13-12). Sería precisamente Sergio quien conseguiría los siguientes 3 puntos al transformar su tercer field goal del encuentro. Pioners se ponía 16 a 12 mediado el último cuarto. Dracs no se daba por vencido y tras un buen drive basado, sobre todo, en las carreras de su runningback estrella Nordi Ben Moussa, era este el que conseguía entrar en la endzone dando la vuelta, de nuevo al marcador (16-18). El intento de extra point de Jordi Brugnani era bloqueado por la defensa ribereña, dando paso al drive decisivo del partido, con 2 minutos por delante y la pelota en poder de Pioners. Tras varios pases cortos de Oscar Rodríguez, este sufría su cuarta intercepción gracias a Albert Pascual #82 quien corría solo para anotar el tercer touchdown de Dracs. El extra point era bueno y Dracs dejaba casi sentenciado el encuentro (16-25). El último ataque de Pioners, ya casi sin tiempo, concluía con una nueva intercepción.

Dracs conseguía así su segunda Copa Catalana y Ferrán LLínas era nombrado MVP del partido.

{loadposition encontenido}
Volver arriba