Pentacampeones bajo la niebla.

La imagen lo dice todo Foto:A.Grande.

Los Pioners de L’Hospitalet consiguieron su quinta Copa de España tras vencer a los Black Demons de Las Rozas por un claro 7 a 41. El resultado es una muestra del dominio que el equipo que entrena Teo Polanco ejerció durante todo el encuentro. Los roceños apenas pudieron desplegar su juego de ataque; y poco pudieron hacer para parar el vendaval roji-negro. De todas formas, el partido será recordado por la espesa niebla que cubrió el estadio durante todo la tarde, lo que perjudicó el juego debido a la falta de visibilidad.

Comenzaron atacando los Pioners que, debido a las faltas, eran empujados hasta su yarda 1. Pero una jugada de screen de Marc Solà #24 para más de 60 yardas sacaban a los ribereños de esa complicada situación. Las constantes faltas anulaban todas las yardas ganadas en varias jugadas; pero finalmente Ramón Figueroa #7 conectaba con Víctor Martín #86 dentro de la end zone para conseguir el primer touchdown del partido; Sergio Vélez #84 anotaba el chut adicional. Salían los Black Demons al ataque, pero alejaban el balón mediante un chut tras tres jugadas. Volvían al ataque los Pioners y se jugaban un field goal desde la yarda 32; Vélez no fallaba, a pesar de la gran distancia, y el 0-10 subía al marcador.

Ya en el segundo cuarto, un mal punt de Black Demons dejaba el balón en su campo, cosa que aprovechaban los Pioners para volver a anotar, esta vez mediante una carrera de Solà. De nuevo atacaban los roceños, pero Pedro Durán #40 era interceptado por Juan Carlos Lagranje #3. Y en la primera jugada del drive, Oscar Rodríguez #16 lanzaba un pase de 50 yardas sobre Vélez, quien corría otras 15 para volver a anotar. Otro mal punt de Black Demons y el retorno de Dani Belso dejaban el balón en la red zone de nuevo. Un pase corto sobre Hugo Solo #18 era suficiente para conseguir un nuevo touchdown; Vélez anotaba el chut adicional. En el último drive de la primera parte, los Black Demons conseguían la única anotación del partido en jugada de pase de Carlos Pérez #82; Juan Ruiz #44 conseguía el punto adicional de chut.

Ya en la segunda parte la visibilidad era cada vez peor, así que la mayoría de jugadas eran de carrera. Solà y Rafa Todolí #2 se alternaban, y era finalmente el primero quien conseguía anotar de nuevo. Y al final del último cuarto, Tomás Alfonso #13 corría todo el drive entero, para cruzar el campo jugada a jugada, anotando finalmente el último touchdown del partido.

Marc Solà sería premiado con el MVP del partido, y Guillermo Grande #25 recogía el trofeo de campeones, por cuarta vez en lo últimos seis años. A pesar de lo importante de la victoria no hay tiempo para celebraciones, ya que el próximo domingo los Pioners tendrán al alcance de la mano el segundo título de la temporada, la Copa Catalana.

{loadposition encontenido}
Volver arriba