Los rivales también cuentan.

Carl Ehrlich (Izquierda) y Sergio Villaseñor (Derecha), con sus respectivos equipos: los Crimson de la universidad de Harvard y los Wolfpack de la de Nevada. Copyright fotos: Universidad de Harvard (Carl) y David Calvert (Sergio)

En un mundo tan competitivo como es el de nuestro deporte, no es habitual recibir críticas favorables del entorno de los equipos rivales. Así que cuando eso ocurre, y si además las opiniones provienen de dos de los mejores jugadores a los que nos hemos enfrentado, es un motivo de orgullo para todos los que formamos parte de Pioners.

Volver arriba