Trabajada victoria en Las Rozas

{mosimage}

Los Pioners de L’Hospitalet derrotaron a domicilio a unos reforzados Manserco Black Demons por un ajustado 25-27. El ataque rojinegro mostró una clara mejoría respecto al encuentro anterior, con un juego mucho más fluido y consiguiendo avanzar el balón con facilidad, tanto en jugadas de pase como de carrera. Por su lado, la defensa tuvo muchos problemas para controlar el juego aéreo de los roceños comandados por el quaterback mexicano Leon Espejel #16, quien cuajó una gran actuación.

{kl_php} $temporada = ‘2008-2009’; $equipo = ‘senior’; $partido = ‘XV_LNFA_vs_Black_Demons’; include (‘modules/modulo_partidos.php’); {/kl_php}

Las cosas empezaban bien para los Pioners, que anotaban cómodamente en el primer drive del partido mediante un pase a la end zone sobre Sergio Vélez #84; él mismo anotaba el punto adicional. Tras un drive sin consecuencias para Black Demons, los ribereños volvían a avanzar el balón hasta la red zone, intentando el chut a palos. Sin embargo éste salía desviado. Con otro drive infructuoso para los madrileños concluía el primer cuarto.

Ya en el segundo cuarto, otro buen drive de ataque acababa con un touchdown de carrera de Marc Solà #24; Vélez anotaba el chut. En esta jugada se lesionaba Solà, que ya no volvería a jugar en todo el partido. Mal presagio para Pioners, que verían como su ventaja desaparecería en este fatídico cuarto. Los madrileños empezaban a mover el balón por el aire y, tras un largo drive, conseguían anotar mediante un pase sobre Alberto Abejón #22; Juan Ruiz #44 fallaba el chut adicional. El ataque ribereño salía de nuevo, pero no conseguía avanzar y alejaba el balón mediante un punt. Un par de polémicas faltas metían a los roceños en la red zone. Estos no desaprovechaban la oportunidad y un pase sobre Ubaldo Bokoka #26 hacía que acortasen distancias en el marcador; el chut salía desviado. De nuevo al ataque los Pioners, pero David Malino #16 era interceptado cuando buscaba a Vélez en la primera jugada del drive. Ya sin tiempo, los Black Demons intentaban un field goal en cuarto down. Ruiz recuperaba un fumble en el snap, siendo placado, tras correr unas yardas, sin conseguir el primer down. En otra polémica falta, los árbitros daban el balón a Black Demons, a tiempo cero, en la yarda 5 de Pioners. Estos no desaprovechaban la ocasión y Andrés Martínez #80 atrapaba un pase en la end zone, poniendo por delante en el marcador a su equipo; el chut adicional era bloqueado.

Comenzaban atacando los madrileños en la segunda parte, y tras un gran pase,se metían en la red zone. De nuevo Martínez anotaba otro touchdown tras atrapar un pase en la end zone; Ruiz anotaba el chut adicional. Los Black Demos aumentaban la distancia en el marcador, pero perdían a Espejel. Los Pioners no se rendían y comenzaban la remontada. Tras la lesión de Solà, un gran Rafa Todoli era el encargado de correr el balón. Sin embargo, la mala fortuna parecía no abandonar a los ribereños y Todoli perdía el balón en un fumble a pocos metros de la goal line. Los roceños intentaban avanzar, pero Albert Alonso #10 interceptaba un pase y daba de nuevo el balón a los hombres de Teo Polanco. Tras unas jugadas de aproximación (tuvieron que remontar 30 yardas por una doble penalización), Brian Voges #5 en funciones de fullback anotaba en carrera de 5 yardas; Vélez fallaba el chut adicional.

Comenzaba el último cuarto, con los Black Demons atacando y aun por delante del marcador, pero se veían obligados de nuevo a alejar el balón mediante punt. Atacaban los rojinegros, jugando de pase y carrera. Ya en la red zone, Voges se lesionaba intentando anotar y se veía obligado a dejar el partido. Malino asumía la responsabilidad y en dos jugadas de QB sneak conseguía el touchdown que volvía a poner a los Pioners por delante en el marcador; Vélez no fallaba esta vez el chut adicional. Salían a la desesperada los madrileños y una gran carrera de Bokoka y una nueva falta personal los colocaban en la yarda 15 de Pioners, a falta de menos de tres minutos para el final. Cuando buscaban el touchdown, Francis Barranquero #21 interceptaba para Pioners un pase en la end zone, devolviendo la posesión a su equipo. Los Pioners se dedicaban entonces a avanzar el balón, quemando tiempo, llegando hasta la yarda 10 de los roceños. A falta de un minuto para el final y con cuatro downs por delante, los rojinegros plantaban rodilla al suelo, dando por bueno el resultado.

En definitiva, un partido más complicado de lo esperado, con un segundo cuarto para olvidar. Además, una vez más, los árbitros madrileños serían los protagonistas del encuentro, perjudicando al juego de ambos equipos, con decisiones más que polémicas. Los Pioners mantienen el liderato de la LNFA e intentarán recuperar a los lesionados en la jornada de descanso.

Volver arriba