XIX LNFA Elite: Inolvidable.

John White #12, en la imagen dando la pelota a Marc Solà #24, anotó el touchdown de la victoria. Foto: Jose Angel Grau.

Epico. Este es el calificativo que se puede aplicar al partido disputado el pasado domingo entre Pioners y el equipo valenciano de Firebats, en donde los ribereños consiguieron, en la última jugada, darle la vuelta al marcador y conseguir el pase a su cuarta final consecutiva de la liga nacional. Hasta entonces, y durante casi todo el encuentro, el equipo de Teo Polanco habia ido a remolque de su rival .

El partido comenzó bajo un intensa lluvia, que dificultó el juego aereo de ambos equipos. Tras unos drives iniciales sin consecuencias por parte de ambos equipos, el quarterback John White #12 conectaba un pase sobre el receptor Adrià Botella #1, que daba los primeros puntos a Pioners. Victor Martín #86 añadia el extra point y Pioners se adelantaba en el marcador por 7-6, resultado con el que se llegaba al final del primer cuarto.

En el segundo, Firebats tomaria el mando tras un par de touchdowns de Ezequiel Martí y Javier Martínez, que no tuvieron respuesta por parte de los ribereños. Firebats se jugada, y conseguia, un try de 2 mediante carrera de Fran Moret, y los valencianos se distanciaban en el marcador (7-14). La lluvia seguia provocando imprecisiones en ambos equipos y se llegaba a la mitad del encuentro con este resultado.

En el reinicio, Pioners parecia haber ajustado su ataque, con la incorporación de Juan Carlos Lagraje #3 como runningback, y gracias a una carrera de este, más el extra point añadido por Victor Martín, Pioners empataba el partido (14-14) y se llegaba a último cuarto.

Un último cuarto donde el público asistente pudo ver un final de infarto. Para empezar, el quarterback valenciano Chris Debowsky conectaba de nuevo con Martínez y Patrick Nestler añadia un nuevo extra point, dejando al equipo valenciano con una ventaja de 14-21 a falta de 1 minuto 40 segundos para el final. Además Firebats realizaba un gran punt, dejando la pelota muy cerca de la end zone de su rival, lo que ponia las cosas muy complicadas para Pioners. Sin embargo, los ribereños consiguieron salir de la presión, primero con un buen pase sobre Ramón Figueroa, que conseguia el primer down, y posteriormente con otro sobre Victor Martín y una posterior carrera de John White, que ponia al ataque ribereño cerca de la zona de anotación valenciana con 40 segundos por jugarse. Un pase sobre Victor Martín dejaba al equipo de Teo Polanco 1 punto por debajo de su rival. Los rojinegros se jugaban el try de 2, pero la jugada no era buena, y estaban obligados a jugarse un onside kick en la siguiente acción.

Con menos de 25 segundos, Adrià Botella, ahora en los equipos especiales de Pioners, recuperaba la pelota poniendo la situación no apta para personas con problemas cardiacos. John White se jugaba un pase en su primer intento. La defensa valencia conseguia impedirlo y casi se cantaba el triunfo de Firebats. Pero en su siguiente intento, el quarterback norteamericano de Pioners, arrancaba a correr y tras una carrera de unas 40 yardas, conseguia poner por delante en el marcador a Pioners ante el delirio de la afición local. Con el escaso tiempo que quedaba, Firebats intentaba anotar mediante un par de pases que no llegaban a buen puerto, con lo cual, Pioners se clasificaba para su cuarta final consecutiva, y tendrá la oportunidad de conseguir su sexto título.

{loadposition encontenido}
Volver arriba